Mercedes-Benz Actros – 625 CV: Mucho músculo y un gran corazón | Prueba

En esta ocasión el constructor alemán pone en nuestras manos una tractora con un potente motor fabricado en su factoría de Mannheim y destinado principalmente para aplicaciones pesadas.

  • 1/8
  • 2/8
  • 3/8
  • 4/8
  • 5/8
  • 6/8
  • 7/8
  • 8/8

Leer versión en PDF.
 
En esta ocasión hemos recorrido nuestro circuito de pruebas con la tractora más potente de la familia de camiones Mercedes-Benz: 625 CV. La compacta arquitectura en línea de este motor OM 473 de seis cilindros y 15,6 litros, lleva ya con nosotros algo más de 5 años. Atrás ha quedado la mecánica V8 típica de estos motores de gran cubicaje y potencia. Con esta cilindrada, el fabricante alemán se sitúa en la tercera posición entre los motores más potentes que encontramos en el mercado, solo le superan sus competidores nórdicos.
Las prestaciones de este propulsor lo sitúan en la parte más alta de los existentes actualmente en el mercado. Su culata es monobloque de 24 válvulas y movidas por dos árboles de levas. La entrega de par en este propulsor de 15,6 litros, es de 3.000 Nm y se mantienen casi intactos entre 1.000 y 1.400 rpm., pero además disponemos a su ralentí de la friolera de cerca de los 2.500 Nm. La curva de potencia nos muestra que justo en el punto en el que termina la entrega de par, este  motor se estira y alcanza su máximo con 625 cv entre 1.500 y 1.750 rpm. Como vemos, entre el rango de par y el de potencia disponemos de 750 vueltas de motor. Pero en pocas ocasiones es necesario pasar de las 1.500 rpm a este potente propulsor. Nosotros no hemos tenido necesidad de ello y hemos conseguido uno de los mejores resultado en cuanto al tiempo en realizar nuestro recorrido.
Este motor de 15,6 litros, como en el caso del OM 471, también se ha actualizado.  Ahora incorpora el nuevo sistema de inyección X-Pulse, que como en los motores de 12,8 litros incrementa de 900 a 1160 bar la presión en el conducto común. Elevándose en el inyector  hasta los 2.700 bar.  Lo que sigue manteniendo el fabricante alemán para mejorar y facilitar en postratamiento de gases, es la válvula EGR refrigerada por agua. Otra de las peculiares mecánicas de este propulsor Mercedes-Benz es la presencia de un “Turbocompound” que exprime hasta la última gota los gases de escape.
 
Notables mejoras en la nueva PowerShift 3
Con un camión que tiene como razón de ser el transporte pesado, la cadena cinemática es una parte esencial. Este New Actros está equipado con una G330 de 12 velocidades más 4 hacia atrás y dispone de un retardador por agua.  Esta nueva caja PowerShift 3 mejora notablemente a su precedente en suavidad y en velocidad de cambio de marchas. Una de las particularidades de su última actualización es que ahora permite pasar  directamente de primera a la marcha atrás en una maniobra, sin necesidad de parar el camión. Lo que sí hemos echado en falta dentro del programa de conducción que nos ofrece esta caja de cambios automatizada Power Shift 3 es el modo de marcha económico: sólo se encuentran disponibles los modos estándar, manual y power. Aunque la filosofía de este camión es el transporte de grandes cargas, no sería desacertado incluirlo porque en ocasiones la potencia no tiene por qué  estar reñida con la economía.
El eje trasero es hipoidal para una carga máxima de 13 toneladas y el ratio que nos ofrece es de  3,154. Con la relación de la caja de cambios G330 va de 11,9 a 0,77,  que este motor OM 473 mueve con gran facilidad, el desarrollo final se nos queda en 2,429. Con esta cadena cinemática,  sólo necesitamos 1.186  rpm para que nuestro New Actros ruede a 90 Km/hora. Nosotros hemos necesitado 1.122 rpm. porque realizamos la prueba a una velocidad de 85 Km/hora. Otro dato: si no tenemos prisa (algo poco habitual) y queremos rodar a 80 Km/hora, situaremos nuestro cuenta revoluciones a 1.050 rpm.
 
El PPC, un gran aliado
La presencia del PPC (Control predictivo) es cada día más habitual y sin lugar a dudas se convierte en un gran aliado para el chofer, que ya no tiene que estar tan pendiente de mantener el camión en su mejor régimen de vueltas para conseguir unos buenos consumos de combustible. En esta segunda generación de este sistema es posible ajustar la velocidad programada en un rango de +15 / -10. Nosotros hemos realizado nuestro test con el sistema activo excepto en las ocasiones que queremos llevar el control absoluto del vehículo. La histéresis programada ha sido de +4 / -3. En esta ocasión hemos cerrado este rango para sacar lo mejor de este propulsor en los momentos donde hace falta lo que le sobra a él, nos referimos a su potencia.
 
Una cabina a la altura de su motor
Como no podía ser de otra forma, un gran motor necesita una gran cabina que le acompañe. Esta vez el fabricante alemán monta su modelo L GigaSpace, que su cabina más generosa en cuanto a espacio interior de las que comercializa en la actualidad. Con una altura libre entre los asientos de 2,13 metros casi nos tenemos que poner de puntillas para tocar su techo. El piso plano es otro de los referentes de esta cabina, da gusto progresar por su interior sin ningún tipo de obstáculo. La única litera disponible es de 750 mm de anchura por 2.200 de longitud, se encuentra abatida sobre la parte trasera lo que aumenta notablemente el espacio disponible.
Situado en el puesto de conducción enseguida te sientes cómodo, todo se encuentra al alcance de la mano. Gracias al volumen interior de esta cabina, la capacidad de los armarios interiores disponibles en la parte superior delantera, es de 332 litros. Como detalle de calidad Mercedes-Benz equipa estos armarios superiores con luz de cortesía. Bajo la litera también disponemos de un gran espacio rematado como un gran arcón con tapa que además es accesible desde el exterior. El volumen total disponible en estos compartimentos es de 558 litros.
La unidad testada presenta el acabado “Style-Line”. La mezcla de los tonos negro y marrón en su interior crea un ambiente relajado. El salpicadero resalta con dos tonos, uno negro en la parte destinada al trabajo y otra marrón para el resto del salpicadero. Estos tonos predominantes en la cabina son visibles también en la tapicería de los asientos, que están rematados con rombos y que dan al conjunto un toque de elegancia. Una serie de led situados en el techo y en el frontal de los armarios superiores, crean dentro de la cabina una iluminación de ambiente que nos permite mantenerla iluminada sin que nos moleste durante la conducción.
El exterior de la cabina está muy cuidado. La calidad se aprecia en todas las terminaciones. La incorporación en los acabados en acero inoxidable en varias zonas de la cabina; como los cuatro escalones de acceso a su interior y en toda la calandra delantera, dan un toque de distinción a esta cabina. El color negro (obsidian black metallic) elegido por Mercedes-Benz para esta ocasión, hace resaltar aun más este tipo de acabados creando un conjunto realmente llamativo.
 
Preparado para los trabajos más especiales
Cada camión tiene un propósito y este Mercedes-Benz Actros 625 CV tiene muy claro cuál es el suyo. Un motor de gran cubicaje, una cadena cinemática con gran capacidad de carga y un software en el que la potencia tiene un papel protagonista, dan como resultado un vehículo que respira fuerza y poderío por cada poro.
Sin lugar a dudas, el ambito de los transporte especiales resulta idóneo para que este motor OM 473 pueda mostrar todo su potencial y deje patente que es uno de los reyes de la carretera.

A favor:
Prestaciones  del motor.
Calidad de acabados interiores.
PPC.
En contra:
Lectura del display del cuadro de relojes.
Palanca del freno de mano.
Falta de programa económico.

Manuel Rujas
Jefe de Pruebas de Camiones