Llega el nuevo Actros de Mercedes-Benz

El fabricante alemán ha presentado una nueva versión de su buque insignia que incorpora algunas de las novedades que ya anticipó hace cuatro años en su prototipo Future Truck 2025.

  • 1/7
  • 2/7
  • 3/7
  • 4/7
  • 5/7
  • 6/7
  • 7/7

 
El aspecto exterior mantiene el atractivo diseño del modelo que se comercializa actualmente, pero hay un ‘pequeño’ cambio: los dos retrovisores laterales han sido sustituidos por cámaras (MirrorCam). Esta modificación otorga un aspecto futurista al camión, y mejora su aerodinámica y la visibilidad de un modo muy significativo. En el interior, el conductor cuenta con dos pantallas de 12 pulgadas en los pilares A que ofrecen un campo de visión pleno casi en todo momento y muestran indicaciones para facilitar las maniobras. Cuando escasea la luz o las condiciones meteorológicas son adversas, estas cámaras mejoran la visibilidad que puede ofrecer un retrovisor tradicional.
Según las estimaciones de los responsables de  Mercedes-Benz, con las MirrorCam (de serie en las cabinas L y opcionales en el Arocs) se consigue un ahorro del 1,3% que, gracias a otras novedades que analizaremos a continuación, se puede elevar hasta el 3%-5%, en función del tipo de trayectos.
 
La cabina del mañana ya está aquí

Cuando echamos un vistazo al interior de la cabina queda claro que la apuesta de Mercedes-Benz marca un punto y aparte en relación a la oferta actual de vehículos industriales pesados. El velocímetro y el cuentarrevoluciones ahora están en una pantalla (puede ser de 10 o 12 pulgadas), en la que se muestra una cantidad infinita de datos que facilitan el trabajo de los conductores, incrementando notablemente su confort y seguridad.
A la derecha del puesto de conducción encontramos otra pantalla donde se integran gran parte de las botoneras que a día de hoy podemos encontrar en cualquier camión. Además desde esta tablet táctil se puede manejar la radio o el GPS, y es posible acceder a las aplicaciones de FleetBoard, que ayudan mejorar la comunicación entre conductor y empresario y optimizar diversos aspectos del transporte.
Desde el volante se pueden manejar ambas pantallas. Aunque a primera vista podría parecer que no incorpora novedades, Mercedes-Benz también ha cuidado los detalles en el volante: dispone de dos botones táctiles que facilitan el desplazamientos por los diversos menús.
Pero aún hay más. En el nuevo Actros se puedan conectar dos móviles vía Bluetooth, está equipado con dos puertos (uno B y otro C) y también es posible recargar inalámbricamente la batería de los smartphone.
 
Un gran salto tecnológico
Desde hace un tiempo se viene hablando mucho de la conducción autónoma como una posible solución (a largo plazo) ante la escasez de conductores, y Mercedes-Benz se ha convertido en el primer fabricante que alcanza el segundo de los cinco niveles de conducción autónoma.
El nuevo Actros incorpora de serie el Active Drive Assist que, en combinación con el sistema de mantenimiento de carril o el Predictive Powertrain Control, “conduce” el camión a la velocidad que previamente hayamos fijado, manteniendo la distancia con el vehículo precedente y girando el volante si fuese necesario para continuar en el carril. Y por supuesto se detiene si el vehículo precedente lo hace.
Aunque en ciertos trayectos el camión podría circular prácticamente solo, la normativa establece que el conductor debe continuar a los mandos tomando decisiones. Mercedes-Benz ha incorporado sensores en el volante y en el asiento para garantizar que esto siempre es así.
 
El Predictive Powertrain Control también ha mejorado. Una actualizada y completa cartografía, unida a la geolocalización del vehículo, hace posible que el camión prevea cuáles son la velocidad y la marcha adecuadas con dos kilómetros de antelación. De este modo, como comentábamos anteriormente, es posible conseguir una reducción en el consumo del combustible porque las frenadas y los acelerones prácticamente desaparecen.
 
Al igual que los sistemas anteriores, el nuevo Actros incorpora de serie la quinta generación del Active Brake Assist, que gracias a la combinación de radares y cámara, es capaz de parar completamente el camión cuando detecta la presencia de un peatón en movimiento y la velocidad no supere los 50 km/h. Tras avisar al chófer, si no aprecia reacción este freno de emergencia detiene el vehículo por completo si fuese necesario.


 
Por último hay que destacar el Traffic Sign Assist, que lee las señales de tráfico y muestra la información relvante para el conducor en la pantalla principal, y el nuevo freno de estacionamiento, perfectamente integrado en el salpicadero. Ahora se activa cuando al conductor pisa a fondo el pedal del freno y se desconecta al accionar el acelerador. Por supuesto también se puede manejar manualmente.